domingo, 9 de enero de 2011

Le llaman el desaparecido

"Deprisa deprisa a rumbo perdido
Cuando me buscan nunca estoy
Cuando me encuentran yo no soy"

¿Cuándo fue la última vez que Zapatero se materializó? Sinceramente ya no me acuerdo.
Yo diría que fue para la crisis de los controladores, aunque más para pasar el testigo y el marrón a Rubalcaba que para otra cosa, que es quien nos gobierna de facto.

Que nuestro Presi esté metiendo la cabeza bajo la tierra, cual avestruz, creyendo que así las cosas volverán a su cauce normal y que los ciudadanos olvidaremos sus desmanes y sus desatinos, no es algo que debiera escandalizarnos dado que su presencia en casi todos los ámbitos de su des-gobierno ha sido desde siempre tan anodina como su discurso.
Tristemente, para sus votantes, y más tristemente aún, para los que sin votarle nos ha tocado padecerlo, Zapatero no piensa, Zapatero no actúa y Zapatero no da la cara.
Y aunque es cierto que no tiene la culpa de todo lo malo que ocurre en este país, sí que sus manos han deshecho en gran medida las exiguas posibilidades de recuperación de este país nuestro, cada vez más abajo de la tabla.

Alfredo Pérez Rubalcaba nos preside ya sin ningún tapujo, en una cesión del bastón de mando que no ha pasado por urnas y que sin embargo todos aceptamos como quien ve llover. De momento me mantengo expectante. Por lo menos el cántabro es competente, a ver si echa mano de gente válida y logra frenar algo la caída libre de nuestra economía sin sacrificarlo todo. Esperaremos acontecimientos.