sábado, 6 de noviembre de 2010

Quince héroes

He tenido la oportunidad de conocer de cerca a uno entre quince héroes. Son héroes anónimos, desconocidos, que se reúnen por las noches entre semana y los sábados por la tarde para entrenar duro, sacrificando horas y horas de su tiempo. Estos concretamente compiten en Primera Nacional y aquí pasan totalmente desapercibidos.
Dice el héroe #8 que las tardes de entreno le huelen a linimento y a césped, y que hay días que ya no le caben más cardenales en las piernas. Es un soldado en una formación bien engrasada en la que cada posición es imprescindible. El forma parte de la tercera línea de la delantera con los 'alas" y es de los jugadores más versátiles junto con el 'apertura' (según me han chivado), por lo visto es el que equilibra la formación. Interesante cometido.

El rugby.
El #8 me cuenta que el rugby es algo más. Que es una forma de vida. Que es compañerismo, honestidad, respeto, disciplina, lealtad, sacrificio y altruismo.
"He aprendido que quince empujan más que uno, pero que si uno no empuja, el resto lo nota. Y he aprendido a callar, a bajar la cabeza con respeto sin sentirme menos que nadie, y a vaciarme para quedarme lleno. A comprender que por el simple hecho de formar en circulo, abrazando a tus compañeros, repitiendo la palabra humildad, humildad, una y otra vez, ya has vencido; independientemente de que te dejen a cero o no. Y que los pasillos son importantes. Sobre todo cuando has ganado y debes premiar el esfuerzo del otro equipo."

Los quince saben aceptar sin quejarse; pero no se resignan; trabajan y trabajan para ganar un metro en silencio, y son conscientes de lo fácil que es perder diez por no saber callar. Son un único cuerpo con quince corazones que caerá pero se levantará cien veces si hace falta. Y un jugador de rugby lo será ya para siempre, integrante de una familia sin fronteras, con una lengua, un pensamiento y una visión común.
El #8 añade que "las rayas te perseguirán vayas donde vayas".

Quince héroes. Quince caballeros. Felices después de un enfrentamiento que les habrá llenado de dolores y magulladuras, y siempre disponibles para un tercer tiempo de camaradería con el contrario.
Compartiendo su entrega. Su compromiso. Su "hasta la próxima".

10 comentarios:

xavi dijo...

Tengo visión global o visión túnel, depende del momento, ya sabes: versátil a más no poder...;-))

xavi dijo...

Lo he vuelto a leer detalladamente y me quedo con lo de "Ganar un metro en silencio y perder diez por no saber callar". Ostras qué frase, esta tarde te la robo y de paso doy bombo a tu blog. Nº 8 pa servirla

xavi dijo...

A ver q tal nos va esta tarde, pero hace malo de collons por aqui. Un abrazo desde Calvia

xavi dijo...

oe oe oe ganamos...aunque justitos...Ya de vuelta en SanQ y mañna a currar, qué pereza...

uri dijo...

Este domingo los 15 jugamos en casa, traete a Nico por la mañana y que empiece a sentir el verde ;)) Ademeas no habrá mucha peña...

Pau dijo...

Para héroes vosotros y por supuesto Nico. Xavi nos ha puesto al día de vuestra historia, y bueno, de tu afición a este deporte. Os esperamos cuando queráis. Un abrazo, Pau

xavi dijo...

Recuerda que me tienes que dar un dato tuyo...lo necesitaría hoy, a mi correo. ok?

Anónimo dijo...

quien juega al rugby se convierte en dueño de sí, no hay otro deporte como este. un saludo "cronista"

AR dijo...

Dale SantQ!!!!! Un abrazo q no te conozco personalmente per es igual, como si te conociera guapa. AR

Pau dijo...

Vaya, yo que quería conocer a ese campeón que tienes. Ya me han dicho que tenías excusa, pero a partir del próximo finde ya no vas a poder escaquearte. Per cert, hemos ganado, somos imparables!! Pau